Skip navigation

Coreomania


Dr.José Luis Merino.
El filósofo Griego Sócrates hace 2500 años enunció que no puede estudiarse al cuerpo sin estudiar el alma. Este postulado sigue vigente hasta nuestros tiempos pues debemos recordar que al estudiar el globo ocular y las funciones visuales, no solo estamos analizando un órgano aislado sino la función visual de un ser Humano que piensa, que siente y que tiene emociones y expectativas.
Dentro de la psicopatología, las neurosis histérico conversivas son un grupo de patologías psiquiátricas caracterizadas por une hiper expresividad somática de las ideaciones, de las imágenes mentales y afectos inconscientes.
La personalidad del paciente histérico fuè estudiada ampliamente por Freud y por importantes neurólogos como Charcot que definió el gran ataque Histérico y Babinsky de logró separar los conceptos de alteraciones emocionales con las lesiones neurológicas.
Dentro de la historia, existen una gran cantidad de ejemplos de la manifestaciones de esta psicopatologia en el ser Humano como las histerias colectivas generadas por el Médico Franz Mesmer quién fué el promotor de la doctrina del “Magnetismo animal” o mesmerismo como agente terapéutico que generaba una intensa sugestión en los participantes desencadenando ataques de histeria; por otro lado la Coreomania o enfermedad del baile y el Tarantismo que en la edad media se presentó en el centro de Alemania y norte de Italia, en el cual los participantes sufrían accesos de histeria colectiva bailando durante días enteros hasta que sus pies sangraban o morían por la fatiga como un mecanismo de fuga de la realidad de pobreza e injusticia social propiciada por el feudalismo.

Otras manifestaciones de tipo Histeriforme, pueden observarse en supuestas posesiones por seres demoniacos o espíritus que alojan el cuerpo de algunas personas; tal situación descrita por Gilles De La Tourette en grandes tratados donde existe hiper expresividad corporal e incluso crisis convulsivas por intensa sugestión.
El paciente histérico conversivo suele ser abierto a la sugestión y la manifestación somática(corporal) que puede llegar a presentar, puede ser variable dependiendo de la personalidad de cada individuo y del entorno ambiental que le rodea, así como los patrones culturales de su momento histórico.
La ambliopía histérica, conocida también el algunos textos como ceguera histérica, es un trastorno psiquiátrico de interés optométrico y oftalmológico, caracterizado por una disminución en la agudeza visual del individuo en mayor o menor grado, lo cual puede ir desde la percepción de escotomas relativos, miodesopsias, alteraciones en el campo visual, visión borrosa, espasmo de la acomodación, nictalopía, hasta la ceguera total del individuo, debido a un mecanismo de bloqueo sensorial mediado por el sistema nervioso central; este bloqueo es real, pues el paciente en realidad “No ve”.
E ojo Humano no es solo un instrumento sensorial que nos permite orientarnos sino que mediante su principal funciòn que es el acto de mirar consitituye un gran puerte de interconexión entre el universo interior y el exterior, además de ser un complejo centro de emociones profundas; todo ello causa de que el ojo y la visión constituyan un órgano de choque con frecuncia afectado en los ataques de histeria conversiva.
El ojo al ser prácticamente una prolongación de un sistema nervioso central sumamente desarrollado, está en estrecha relación con nervios tanto sensitivos como motores en comunicación directa con nuestras emociones generadas en el sistema límbico e influenciadas por la corteza cerebral.
El paciente que cursa con ambliopía histérica con regularidad tiene una personalidad con un sentido de responsabilidad deficiente, presenta conducta pueril y generalmente cursa con trastornos intra psiquiátricos de conflicto interno sin resolver ni interés por hacerlo ; por ello, transfiere o convierte el problema en un síntoma corporal en este caso la baja visual e incluso la ceguera.
Un conflicto en un Histérico, puede aliviarse al “No mirar” situación que lo aleja de la realidad que le rodea al encerrarse en un mundo de cómoda oscuridad lo cual genera la “lástima” de su entorno social, pero al mismo tiempo el paciente sufre un autocastigo pues la ceguera es inaceptada socialmente.
El autocastigo del paciente con ambliopía histérica se describe mediante la analogía de la tragedia Griega de Sóflocles “Edipo Rey” donde Edipo se “saca” los ojos autocastigándose para quedar ciego por una “culpa” grave al haber tenido relaciones sexuales con su propia madre.
El escrito Portugués José Saramago en su “Ensayo sobre la ceguera” habla sobre una interesante y “conveniente” ceguera blanca que sufre una población entera que mas que definirse como una enfermedad contagiosa, puede interpretarse como un gran ataque colectivo de ceguera.
La ópera Rock Tommy por el grupo Inglés The Who y su posterior Film, denota la vida del pequeño Tommy que después de ver a su madre teniendo relaciones con otro hombre que no era su padre, inmediatamente queda ciego, sordo y mudo.
Algunos personajes de la historia cursaron con el Diagnóstico de ambliopía Histérica como el tristemente célebre Hitler que perdió la vista de manera total posterior a sufrir un trastorno emocional al haber sufrido un ataque de gas siendo soldado razo, durante la Primera Guerra mundial.
Las causas de la ceguera Histérica pueden incluir la Muerte de algún ser querido, el miedo al fracaso, cursar con enfermedades de mal pronóstico, problemas sexuales y por lo general imposibilidad para afrontar problemas cotidianos.
El diagnóstico de ambliopía histérica debe ser de exclusión después de descartar mediante estudios Optométricos y Oftalmológicos completos, anomalías orgánicas siempre apoyados en estudios de gabinete como son electro retinograma, electro oculograma ,potenciales evocados visuales y test de sensibilidad al color entre otros, para con ello establecer diagnóstico diferencial con neuritis óptica retrobulbar, retinosis pigmenatria con o sin pigmento,isquemia cerebral transitoria con amaurosis fugax o ceguera cortical por mencionar algunos ejemplos.
También el diagnóstico diferencial debe incluir separar este padecimiento de trastrornos raros como el síndrome de Charles Bonnet donde los pacientes pueden presentar alucinaciones visuales complejas que en algunos casos pueden llegar a ser aterradoras con la consecuente agitación psicomotriz, cuando presentan alteraciones orgánicas oculares como catarata, glaucoma, retinopatía diabètica y degeneración macular entre otras que generan gran deprivación sensorial y tambipen deberá diferenciarse de estados compulsivos y de una verdadera psicosis donde el paciente ya ha perdido total contacto con la realidad.
El tratamiento de la ambliopía histérica debe se multidisciplinario con la participación del oftalmólogo, Lic. En optometría, Médicos psiquiatra, psicólogo, trabajo social,dinámica familiar siempre con un alto sentido humano.
El conocimiento de esta psicopatología por el profesional de la salud visual es imperativo ya que si bien en la actualidad los trastornos psiconeuróticos se han relacionado con los trastornos alimenticios, la ambliopía Histérica sigue siendo una situación compleja que puede llegar a la consulta cotidiana en cualquier momento.

Anuncios

One Comment

  1. Muy interesante Dr. Merino, como siempre gracias por sus excelentes aportaciones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: