Skip navigation


Dr.Josè Luis Merino.
El sentido de la vista ha sido un elemento indiscutiblemente retomado en el arte pictórico, la escultura y la literatura a través de los siglos , enalteciendo el sentido a un grado superlativo; pero también la perdida de la vista ha sido estigmatisada como un castigo inaceptado socialmente tanto en el arte antìguo como contemporáneo. El siglo XIX espacio en el tiempo que fuè cuna en gran medida del romanticismo como movimiento cultural en el cual el amor y las emociones humanas eran enaltecidas a su máxima expresión, mostrando en los retratos ictus de dolor y frenesì emocional exaltado en donde el caracterìstico brillo intenso de los ojos con pupilas dilatadas por la acción de la adrenalida liberada en ciertas emociones, denotaba una profundidad de expresionismo misterioso; luego entonces, la mirada superaba a la palabra.
Un paciente esquizofrénico como era el no menos brillante Vincent VanGogh tenia una percepción característicamente distorsionada influenciada por el impresionismo de la época.
El surrealismo corriente invadida por un mundo donde los objetos oníricos en los momentos en que el nacimiento del psicoanálisis y las teorías de condensación y desplazamiento durante los sueños era plasmada por las “visiones” de artistas como Picazzo creando obras donde el acto de mirar era deformado de acuerdo a una realidad poco comprendida por el espectador……y que hay de José Luis Cuevas con la eterna influencia cubista y de deformidad de los rostros en el arte contemporáneo sin olvidar el mundo extremo y gigantesco de los gordos de Botero. Claro con esto podemos diferenciar la mirada fisiológica y fria y la mirada emocional que a pesar de ser distintas, conviven en una simbiosis vital.
En el Ser Humano la imagen visual interna o externa invaràblemente va acompañada de una reacción emocional positiva o negativa.
Otras manifestaciones artísticas como la música siempre han sido seducidas por el encanto del sentido de la vista; innumerables obras al respecto han sido creadas en torno a la belleza del silencioso idioma semiótico de los misterios del acto de mirar.
Letras de canciones como ideación de enamorados autores denotan los ojos y las mirada seductoras como gran fuente de inspiración y de atracción..al parecer un gatillo que desencadena liberación de dopamina en la química del enamoramiento es el contacto visual, asì como el admirar unos bellos , grandes y profundos ojos en el sexo opuesto… y un mecanismo de retroalimentación en la producción de dopamina es hacer y escuchar música con letras que mantienen una memoria vìvida de “aquellos maravillosos ojos” como fuente de placer duradero.

Tango
Ojos negros y… soñadores
de mis amores
dueños ellos son.
Ojos que encantan a mi alma
y que dan dulce calma
a mi fiel corazón.

Cuando en su cristal
me suelo mirar
me causa placer,
porque en ellos yo
suelo adivinar
su mucho querer.

Nunca jamás
podré olvidar
la expresión arrobadora
de tu faz.

Como divinos luceros
son tus ojos negros
dignos de admirar,

y por ellos yo me muero
y en sus pestañas quiero
poder siempre besar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: