Skip navigation

Las medidas de Higiene visual son reglas que deberàn tomarse en cuenta para con ello evitar el stress funcional que puede llegar a presentarse debido a una posiciòn de lectura inadecuada, con la consecuente fatiga y bajo rendimiento, particulàrmente en los niños en edad escolar.

El mecanismo de la visiòn no està ubicado solamente en los globos oculares; tal fenòmeno està interrelacionado de manera sumamente compleja con mecanismo cerebrales que generan movimientos oculares, visiòn binocular, percepcìon de profundidad y memoria visual entre otros, ademàs de estar relacionada con la postura del torso y ubicaciòn de los piès en un plano regular .

A continuaciòn describimos algunas medidas a seguir con nuestros pacientes pediàtricos.

1.-Durante las horas de lectura o estudio, mantenerse sentado con ambos piès bièn aplanados sobre el piso y con la espalda erguida. No cruzar las piernas, no mantenerse “de puntitas”

2.-El objeto de lectura deberà estar por debajo del plano de la visiòn y no directamente al frente para con ello mantener los pàrpados superiores cubriendo el limbo esclerocorneal de la còrnea e su zona superior y evitar sìndrome de ojo seco por evaporaciòn excesiva de la pelìcula lagrimal; ademàs el moviliario para los niños debe ser acorde a sus dimensiones corporales y la superficie donde el niño colocarà su objeto de lectura y brazos no debe ser totàlmente horizontal; deberà tener una ligera inclinaciòn de 15 a 20 grados.

3.-Periòdicamente retirar la vista del objeto de lectura o de estudio y cambiar el objeto de atenciòn a una distancia lejana para con ello evitar alteraciones funcionales como el “espasmo de la acomodaciòn” que genera visiòn borrosa al intentar ver a distancia despuès de una jornada larga de lectura en visiòn cercana.

4.-La distancia de lectura no debe ser muy corta. La distancia mas adecuada se considera del codo al final de la mano, con los brazos flexionados a nivel del codo a 90 grados.

5.-En caso de requeriri luz artificial por falta de luz natural, utilizar las luces indirectas de la habitaciòn como luzces de techo, acompañado de una luz de una làmpara cercana al objeto de lectura como una làmpara de escritorio ubicada de tal manera que no genere sombras .

6.- En cuanto al papel de libros o cuadernos escolares, preferir los tonos pastel a los tonos blandos que generan mayor reflejo.

7.- No mirar televisiòn con luces apagadas.

8.- Si el niño mueve la cabeza al leer de un lado al otro, tratar de evitar que ello suceda; es decir instarle a que solo realize movimientos de ojos de derecha a izquierda, si esto no es posible, quizà el niño tenga alguna anomalia visual que deba atenderse.

Dr.Josè Luis Merino.

Oftalmologia general y pediàtrica.

merinodr@merinopticoservicios.com

www.merinopticoservicios.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: