Skip navigation

  • En las relaciones Humanas, puede haber por lo general tres estados:
    1.- La Simpatìa
    2.- La Empatìa
    3.- La Antipatìa.
    En el primer rubro(La simpatìa),existe una relaciòn en donde los sentimientos de ambas partes tienes cosas en comùn y los acontecimientos que afectan una de las partes, puede afectar la otra, perdiendo en base a sentimientos de afecto, la objetividad.
    En el segundo rubro (La empatìa) No hay una relaciòn de afecto o de tipos sentimental entre las partes, sin embargo puede existir un convenio de relaciòn mùtua en donde ambas partes obtienen beneficios, al buscar un fìn comùn.
    En el tercer rubro(la antipatìa) no existe ningùn fìn en comùn, ni tampoco existe posibilidad de relaciòn alguna principàlemente en base a principios y valores diferentes e incompatibles y muchas veces irreconciliables.
    Por que esta revisiòn en las caracterìsticas de la relaciones Humanas? Por que en la Relaciòn Mèdico Paciente debe existir una Empatìa. Es decir no debe haber sentimientos ni emociones que hagn perder la objetividad del mèdico, lo cual puede llevar a cometer errores en la pràctica Mèdica, ademàs debe existir limitaciòn en la relaciòn para quela pràctica mèdica no pierda su profesionalismo convirtièndose en un “compadrasgo” que devirtùe la pràctica mèdica. y por otro lado el paciente sin llegar a tener afecto por el mèdico, debe tener un standard de confianza en su Mèdico para con ello llegar a un bièn comùn que es en todo caso la Salud del paciente.
    El paciente no debe caer tampoco en la simpatìa puès su caso debe ser manejado con el mayor prefesionalismo. Ahora sigamos con los roles: El rol del Mèdico es tratar de mantener equilibrio mediante el acto mèdico en las condiciones biopsicosociales del paciente; esto es, dar una atenciòn Mèdica oportuna, profesional, objetiva, empàtica, utilizando todos los recursos actuàlmente disponibles de la ciencia Mèdica para lograr ese fìn, a cambio de recibir prestigio profesional, enaltecer su espìritu de Servicio con el Extasis de la Excelencia y recibir una justa remuneraciòn por los servicios prestados.El rol del paciente es establecer un “contrato” moral con el Mèdico en el cual depositarà toda su confianza y seguirà las indicaciones de su Mèdico al piè de la letra, basàndese en el hecho de que el profesional en el que està poniendo su salud, està acreditado para jercer de acuerdo a las normas de las Leyes Sanitarias y ha tenido los estudios correspondientes para llegar al punto profesional en el cual està y tener confianza en la experiencia del mèdico. El contrato es puès, recibir una atenciòn mèdica eficiente y profesional y por parte del paciente cumplir las indicaciones fièlmente. En caso de que la relaciòn caiga en Simpatìa o Antipatìa, la relaciòn Mèdico Paciente debe terminar de inmediato y sugerir la intervenciòn de otro profesional, ya que esto redundarìa en una fracazo en la cura de un paciente. Un Mèdico no debe realizar cirugìa en Familiares o amigos, puès su objetividad por ejemplo durante un acto quirùrgico puede verse dañada, debido a sentimientos de afecto. En tal caso, el Familiar de un Mèdico, deberìa acudir con otro profesional. Espero estas opiniones te sirvan. Saludos.
Anuncios

One Comment

  1. Definitivamente estoy deacuerdo con lo que nos dice en cuanto a la relación médico-paciente, el punto medio es el que debe prevalecer en todo momento para que las cosas funcionen lo mejor posible para ambas partes.

    Sin embargo, en caso de que algo no salga bien por “x” circustancias, lo que esperamos como pacientes es la atención íntegra del médico para ayudarnos a resolver o por lo menos a tratar de mejorar lo más posible, aquello que no haya quedado como se esperaba.

    Qué distinta hubiera sido mi salud mental y emocional de haber contado con el apoyo y la comprensión del médico en quien yo deposité toda mi confianza. Su “indiferencia” ante el problema que él mismo me ocasionó, me afectó probablemente más que el daño físico en sí mismo, y su actitud es lo que hasta este momento me impide abrirme a nuevas posibilidades de mejorar mi situación, me niego a tener que buscar soluciones por mi cuenta cuando lo que yo hubiera esperado por simple humanidad y no por ningún tipo de simpatía, era su apoyo ante los momentos difíciles que viví y que hasta la fecha, no he podido superar.

    Ojalá todos los médicos fueran como usted Dr. Merino, quien a pesar de no tener absolutamente nada que ver con el problema que aquí narro, me ha brindado su apoyo y ofrecido opciones para tratar de resolver mi situación.

    Desafortunadamente no me siento aún en condiciones de probar alternativas, tal vez tenga miedo de que no lleguen a funcionar y pierda toda esperanza de recuperación. Pero volviendo al tema que nos ocupa, la relación médico-paciente definitivamente es un tema que debe manejarse como usted lo plantea, y yo le añadiría que debe existir “en las buenas y en las malas”.

    Como siempre gracias por los temas tan interesantes que nos presenta, y lo felicito por ser un médico con una excepcional “calidad humana”.

    Montserrat Pin Hernández-Llergo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: